Categorías
Educación Financiera

EL DOLOR DE UNA DEPENDENCIA ECONÓMICA

Como tantas personas, después de mucho tiempo de haber limitado el encuentro con mis amigos debido al Covid-19, hace poco me reuní con una amiga a quién no la veía casi 3 años. 

Conversando con ella de todo un poco, sobre el trabajo, sobre los hijos, la familia, etc., empezó a contarme sus pesares de un matrimonio que le causaba mucho estrés y sufrimiento.  

Ella es una mujer fuerte y trabajadora, y me llamó la atención porque estaba atada a un matrimonio en el cual ya no era feliz.

Al consultar porque continuaba en esa relación, me confesó que entre tantas razones, había una principal que era la cuestión económica, es decir, tenía una dependencia económica de su pareja.

Al escuchar su historia caí en la cuenta que hay tantas mujeres en la misma situación o inclusive peores. 

La gran mayoría de estas mujeres son multifacéticas: es una profesional, es una asalariada, es una emprendedora, pero al mismo tiempo, es una ama de casa, es madre, esposa, hija y tiene otras tantas funciones que debe cumplir todos los días. Está sumergida en su día a día, corriendo dentro de un círculo que no le lleva a ningún lado. 

La historia de mi amiga me hizo recordar un libro que había leído durante la pandemia que se llama “Mujer Millonaria” de Kim Kiyosaki.

En este libro cuenta, cómo un grupo de mujeres, empiezan a educarse financieramente para construir activos que generen ingresos adicionales a su salario o al salario de su pareja, para que con el tiempo puedan lograr la Libertad Financiera.

¿Y qué es la Libertad Financiera?

El término Libertad Financiera, fue popularizado en Estados Unidos a principios de siglo por autores como Robert Kiyosaki o los precursores del movimiento FIRE (por sus siglas en inglés que significa: independencia financiera, jubilación temprana).

Este concepto hace referencia a la capacidad de una persona de obtener ingresos suficientes para cubrir todos sus gastos sin tener que trabajar.

La gran mayoría de las personas, desconocen que además de la educación básica, secundaria y universitaria, hay una muy importante que es la Educación Financiera. 

La Educación Financiera es fundamental para lograr la libertad financiera, para entender de que hay una forma de salir de ese círculo en la cual están atrapada la gran mayoría de las personas. Que la vida no es sólo levantarse temprano – ir a trabajar – regresar a casa – dormir, y al día siguiente y durante los próximos 30 a 40 años repetir lo mismo hasta jubilar. 

Conseguir la libertad financiera no es fácil, requiere de mucho esfuerzo y sacrificio, pero no es imposible. Lo primordial es invertir primero en tu educación financiera y tener mentores que son maestros reales, personas que en su día a día se dedican a construir activos que generan ingresos sin necesidad de trabajar.

Si estas mujeres como mi amiga, atrapadas en una relación tóxica o en un trabajo que no le agrada, decidieran invertir en su educación financiera, sabrán que ellas también podrán ser libres financieramente. Y al tener LIBERTAD FINANCIERA, también podrán ser libres para abandonar esa relación tóxica, libres para renunciar a ese trabajo que no es de su agrado, libres para dedicarse a lo que realmente les apasiona y libres para disfrutar de la vida.

Por la libertad financiera de estas mujeres y muchas otras más, salud 🥂