Te queremos contar en este artículo, un caso de la vida real.  El amigo de un amigo, era un chofer de camión. Por la edad y algunos problemas que surgieron en sus manos y pies hace unos años, le era imposible continuar manejando. Pero tenía que saldar muchas cuentas pendientes como el préstamo que hizo para la compra de una casa y automóvil, y también sobrevivir cada mes. Tenía sus ahorros, pero no era suficiente para cubrir sus deudas y mucho menos para vivir toda su vida.

Un día, su sobrino, un programador web, le acompañó al sanatorio para hacer un chequeo. Y el señor comentó sobre su situación financiera a su sobrino. El sobrino le dijo, tío, yo tengo suficiente dinero pero todo invertido en papeles; te puedo ayudar a generar ingresos por medio de internet.

El señor no conocía el mundo de la web, pero con la ayuda del sobrino abrió una cuenta de Twitter. Hablaron un día entero de que tema podría tratarse su cuenta y decidieron que podría ser sobre su enfermedad, ya que durante todos esos años que había aguantado el dolor en sus manos y pies,  había estudiado mucho sobre la salud y específicamente sobre esa enfermedad que le aquejaba.

El sobrino le dijo que tenía que cumplir estos requisitos para tener una buena comunidad que genere ingreso: tema que sea útil a las personas, el título del tema debe ser algo llamativo, ser experto en tema, tener un mercado (personas con esas dificultades e interesados en la cura), postear todos los días sin fallar (dedicar una hora por día).

El usó su cuenta de Twitter todos los días, sus temas variaban, citamos algunos:

  • Que comida reduce el dolor.
  • Que médico cree que es el mejor.
  • Artículos relacionados a la enfermedad.
  • Masajes, acupuntura, etc. que funcionaron.
  • Fotos de sus manos y pies con crema xx (antes y después).
  • Fotos de carteles de lugares (sanatorios, restaurantes) que frecuentaba cuando buscaba la cura.
  • Todos los días, su trabajo consistía en postear los síntomas, problemas, soluciones, mejoras, etc.

En su país, se tiene un registro de que más de 300 mil personas sufren de dicha enfermedad, algunos tienen síntomas ligeros y otros más dolorosos.

Resulta que en un mes y medio, este señor tenía más de 50 mil seguidores. Cuando superó los 50 mil seguidores, su sobrino le aconsejó crear un blog, hablando del tema. En Twitter podía postear sólo algunas frases y fotos. Ahora, a través de su cuenta de Twitter, redireccionaba a los lectores a su página.  En el blog consiguió auspiciantes (médicos, sanatorios, salones de masajes, acupuntura, restaurantes especializados en comida sana, etc.)  Las empresas pagaban para estar en el blog (publicidad) y le daba, el tratamiento gratuito o vales de comida en los restaurantes.

Después de 4 meses, su Twitter tenía 120 mil seguidores, y le invitan para participar en programas de televisión para contar su experiencia sobre esta enfermedad y como convive con ella. Su sobrino le dijo para escribir un libro digital, accedió y vendió en Amazon. Evidentemente promocionó su libro en su cuenta de Twitter y su blog; y tuvo éxito.  Su libro, tuvo el reconocimiento best seller en su país.

¿Qué opinas?

Artículos relacionados

Lo que aprendimos con Robert Kiyosaki, Kim y sus advisors
¿Que pasa si mañana pierdo mi trabajo?
Cuestionario: ¿Estoy metido en un esquema Ponzi?