Ojo en las entidades financieras

¿Alguna vez leíste las letras pequeñas de todos los documentos de las entidades financieras?

Una entidad financiera es un intermediario del mercado financiero y puede ser muy útil en caso de que una persona desea crecer financieramente.

Le invitamos a entrar en la página del Banco Central de su país, encontrará en dicha página un listado de diferentes entidades como bancos, financieras, cooperativas, etc.

Luego entre en la página web de cada institución financiera y estudie todos sus productos y servicios. Si la entidad tiene una cuenta de facebook o fan page, puede seguir y estar al tanto de todas las novedades de productos y servicios. Inclusive, ante cualquier consulta, puede llamar a un asistente u oficial de cuenta, también a los agentes del call center para aclarar sus dudas.

Sea curioso, investigue sobre los tipos de crédito que otorga, su interés, también tipos de ahorro y sus detalles. También puede averiguar sobre las cotizaciones de monedas, sobre la banca electrónica, las transferencias interbancarias nacionales (cuentas entre mismo ente y diferente entes) e internacionales.
También puede investigar sobre la calificación del riesgo que presenta la entidad financiera, viendo un informe elaborado por entes internacionales como Feller Rate, etc. Con la misma podrá tener en cuenta la solvencia y estabilidad del ente, en especial en caso de desear ahorrar a largo plazo y fijo.

Algunas informaciones interesantes referentes a las entidades financieras:

  • ¿Alguna vez su oficial de cuenta del banco o financiera te ha pedido tu libreta de calificaciones? La respuesta probablemente sería NO. Estas instituciones están interesadas en su estado financiero, no en su rendimiento académico.
  • Cada persona tiene una calificación en la entidad financiera; de acuerdo a esta denominación que se pone, se facilita el análisis en especial a lo que es referente al riesgo crediticio. Consulte a su oficial de cuenta qué calificación tiene y sabrá si existe la posibilidad de tener un crédito, hasta qué monto podría acceder, la facilidad que tendría para tener el préstamo (tiempo que demoraría, si es a sola firma, necesitaría hipotecar, etc).