La segmentación, divide y reinarás

Para emprender o para que una empresa continúe creciendo, en el ámbito del marketing estratégico se habla generalmente sobre la importancia de la segmentación.

En la sociedad, la fragmentación o la división en grupos quizás no sea lo más recomendable; hasta existe una frase que dice “la unión hace la fuerza”, “todos por uno, uno por todos”, etc. Desde el punto de vista del marketing, la segmentación del mercado es la mejor forma de analizar específica y objetivamente a los diferentes públicos.

En la imagen podrá apreciar formas circulares con dos colores. En realidad, en el mercado podrá encontrar características variables teniendo en cuenta que la forma de pensar, sentir, y actuar de las personas son bastantes complejas y diferentes. Teniendo como ejemplo lo de arriba, en dicho mercado existe sólo dos nichos: círculo rojo y círculo azul (digamos que anulamos los triángulos, los cuadrados, los rectangulares y lo que tienen otros colores). Si el “círculo” simboliza “la juventud” de un determinado mercado, el “círculo rojo” significa “hamburguesa” y el “círculo azul” resulta “pizza”.  Imaginemos que estás deseando emprender algo de comida rápida y el resultado fue lo citado anteriormente; ¿te dedicarías a vender hamburguesas o pizzas?

La segmentación de mercado tiene como objetivo: analizar la localización de la empresa actual o posible local del emprendimiento (por ello el estudio de mercado debe llevarse a cabo alrededor del lugar donde estaría ubicado el negocio), para captar las oportunidades comerciales (qué preferencia tiene el cliente) y para tener una mejor posición competitiva (cómo, los detalles, en caso de hamburguesa podría ser “con muchas verduras o sin muchas verduras”.

Al segmentar, se agrupa a los posibles clientes según sus características y necesidades (además se tiene en cuenta datos sociodemográficos, geográficos, comportamientos y actitudes que serían las psicológicas. socioculturales, etc.), post este estudio, se diseña el producto o el servicio y se analiza la mejor forma de comunicar para dichos mercados (qué es lo que los jóvenes ven, leen, admiran, escuchan, etc.; como promover, como publicitar). La empresa es libre de elegir un sólo público o varios, si sería selectiva, diferencial o masiva, etc.

¿Qué compran?, ¿por qué compran? y ¿quiénes compran?, ¿valora la calidad?, ¿valora los servicios adicionales?, ¿qué le parece el precio? podrían ser algunas de las preguntas claves. Amplíe su visión estudiando el mercado al que quiere y debe dirigirse para tener éxito.